Sihuatekutsin, 2012-2013

SIHUATEKUTSIN (Amada señora), Luz de abismo, 2012-2013

Materiales: tierras, barros y piedras del Totonacapan antiguo, agua del manantial de Coxquihui, semillas, plantas, flores y ofrenda.

Los materiales efímeros son una constante de mi trabajo: me permiten expresar mi conexión con la tierra y el mito. El barro crudo (aquí regenera la unión de tierras del Totonacapan antiguo) es la tierra en la que todo florece. La piedra es la última forma de creación. Ahora, con estos elementos consustanciales, enfatizo la profunda relación naturaleza-arte-espíritu. En la oquedad de siete metros —vulva-vagina-matriz— recreo a la Gran Diosa. Es un tributo al poder femenino que ha sido negado y un acto de reafirmación íntima en nombre de las mujeres. Éste es el fruto de lo sagrado femenino.

Esta instalación la diseñé en un principio para el Museo de Antropología de Xalapa en el 2012 en la exposición colectiva: Sagradas y Profanas, el retorno de la Diosa. En ese momento la instalación estuvo dedicada a Doña Esperanza García Dionisio (Médico tradicional, directora de teatro comunitario y actriz) cuyo espíritu posee gran parecido a la gran Diosa.

Ahora que se exhibe en el Parque Takilhsukut dentro del Festival Cumbre Tajín es una gran oportunidad para mí, el regresarle a la tierra simbólicamente lo que he recibido en estos trece años a través de un modesto homenaje a Doña Esperanza, teniendo el privilegio de estar envuelta en el renacer espiritual.

Equipo de colaboración en el Parque Takilhsukut: Arq. Pedro Falfán, Sra.Esperanza García Dionisio, María Isabel Dorantes García y Eduardo Mendez