Cuerpo/Territorio en Re-existencia

Guillermina Ortega es una artista veracruzana que sigue comprometida con ser y con su hacer. Su larga trayectoria artística dan cuenta de los temas que le son importantes (significativos): la descolonización del cuerpo femenino, el linaje materno, el vínculo con la naturaleza, la espiritualidad, su tierra tropical e indígena, el compromiso social. La obra que nos presenta en esta exposición sigue manteniendo ese compromiso social como mujer y como artista, nos ofrece la mirada de un paisaje veracruzano que se ha teñido de sangre en la última década.
Su propuesta es una serie en proceso en la que trabaja desde hace algunos años. Los diversos materiales con los que trabaja los ha convertido en propios: las telas, el amate, la tierra, el hilo, la aguja, los textiles, las flores secas, diversos materiales orgánicos, se van entretejiendo generando un lenguajes lleno de símbolos donde todos pero especialmente las mujeres nos sentimos identificadas.
Algunas obras nos muestran un paisaje tropical donde el cielo, el mar y las palmeras se han quedado salpicadas de rojo, o presencias que remiten a las ausencias, a las que ya no están y han dejado un hueco, un vacío en el entramado social y familiar. De frente nos muestra el feminicidio, esas acciones violentas que por razones de género nos causan daño, sufrimiento físico, sexual, psicológico o la muerte a las mujeres, y particularmente en nuestro estado las cifras han ido en aumento de una manera alarmante.
Por otro lado nos ofrece unas siluetas de mujer, unos seres de luz con connotaciones espirituales donde los cuerpos han desaparecido pero sigue permaneciendo el ser. El ser que queda en la memoria, y con su obra para tener memoria de lo que está pasando. Obras que tienen una gran potencia significadora que generan un vórtice que se amplía, universalizándose, hasta el punto de que simbolizan no solo a las víctimas de nuestra tierra sino a todas las víctimas de las injusticias que suceden en nuestro país, en nuestro continente.
Con este trabajo Guillermina, de una manera poética, busca a través del arte vivenciar un proceso continuo de producción simbólica, de referencia y de denuncia, en la que se pueda experimentar un proceso de sensibilización y de transformación que despierten la conciencia del drama ancestral de la violencia patriarcal que tiene lugar en el cuerpo femenino.

Gladys Villegas Morales